Cirugía Mamaria Mastopexia

Elevación de la mama

La mastopexia es un procedimiento quirúrgico para elevar y mejorar la forma de las mamas caídas. Con los años, y tras circunstancias como el embarazo, dar de mamar y la fuerza de la gravedad hacen que la mama tienda a caer; además, a medida que la piel pierde su elasticidad la mama pierde su forma y cae, fenómeno conocido como ptosis mamaria. Cuando la mama, además de caer ha perdido o posee poco volumen, se puede también colocar una prótesis.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a una mastopexia?

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía. Muchas mujeres desean una mastopexia tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riego de que la mastopexia alteren futuros embarazos, sí debe saber que las mamas pueden volver a descolgarse algo tras un nuevo embarazo.

Planificando la cirugía

En la primera visita, el cirujano realizara una historia clínica completa y una exploración física, para valorar el estado de salud del paciente y la forma y tamaño de sus mamas y su tórax, para valorar conjuntamente las opciones y posibilidades terapéuticas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán sus mamas y buscar la mejor técnica para cada paciente.

Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

Evidentemente antes de la cirugía es necesario realizar un preoperatorio completo ( analítica general con pruebas de coagulación, EKG, placa de torax y mamografía).

Técnica quirúrgica

La mastopexia se realiza en un quirófano, dentro de una clínica u hospital. Suele ser preciso el ingreso, dándose el alta al día siguiente.

La cirugía estética de la mama se realiza bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. La mastopexia dura entre 1,5 y 3,5 horas. Las incisiones comprenden un área de la mama consistente en la parte de piel que se va a quitar y que colocará el pezón y la areola en su nueva posición más elevada. Las suturas se colocan alrededor de la areola, en una línea vertical hacia abajo desde la areola y a lo largo del surco de debajo de la mama. En determinados casos, cuando la mama es pequeña y está poco caída la incisión se coloca sólo alrededor de la areola. Puede ser necesario colocar una prótesis debajo del tejido mamario o del músculo pectoral en mamas con poco volumen. Después de la cirugía se coloca un vendaje o un sujetador especial.

Postoperatorio

Las primeras 24h, el paciente permanecerá ingresado en la clínica con el vendaje pertinente, recibiendo tratamiento con analgésico. A partir del segundo día, el paciente podrá ser dado de alta bajo medicación y siguiendo las instrucciones del cirujano.

Se recomendará el uso de un sujetador especial, tipo sport, que deberá utilizarse continuamente día y noche durante cuatro semanas. La incorporación a la vida laboral es bastante rápida, siempre siguiendo las indicaciones del especialista.

Después de cualquier cirugía mamaria es normal tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas casos que puede ser definitiva.

Es importante recordar que tras una mastopexia las cicatrices son importantes y permanentes, aunque su cirujano plástico hará lo posible por que se noten lo menos posible. Con el tiempo, las cicatrices irán notándose menos.