Cirugía Mamaria Mamoplastia de aumento

Aumento de mamas

La mamoplastia de aumento es la cirugía que tiene como objetivo aumentar el tamaño de las mamas. El único método definitivo para conseguir un aumento del volumen mamario es mediante la implantación de unas prótesis mamarias por detrás de la glándula existente. Existen otros métodos que usan tejidos del propio cuerpo, que se usan, sobre todo, en Cirugía Reparadora.

¿Quién es el candidato ideal para someterse a un aumento mamario?

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía.

Muchas mujeres desean un aumento tras un embarazo o una lactancia que ha dejado vacío y caído el pecho. Aunque no existe riego de que el aumento altere futuros embarazos, sí debe saber que las mamas pueden volver a descolgarse algo tras un nuevo embarazo.

Las pacientes que se suelen someter a esta cirugía, suelen ser las mujeres que desean aumentar el tamaño de sus mamas, bien porque presenten agenesia o hipoplasia mamaria ( mamas pequeñas), porque exista una desproporción entre ambas mamas ( asimetría ), porque sean pequeñas y tengan una forma inestetica. O bien porque la evolución del cuerpo con los años, conlleva cambios ponderales ( cambios de peso ), y los senos pueden quedar vacíos y descolgados.

Planificando la cirugía

En la primera visita, el cirujano realizara una historia clínica completa y una exploración física, para valorar el estado de salud del paciente y la forma y tamaño de sus mamas y su tórax, para valorar conjuntamente las opciones y posibilidades terapéuticas, se discutirá el tamaño y la forma que tendrán sus mamas y buscar la mejor técnica para cada paciente.

Debe exponer sus expectativas de manera sincera y franca, para que el cirujano plástico sea también franco y le muestre las alternativas disponibles para su problema, con los riesgos y limitaciones de cada una de ellas.

Esta cirugía es de las intervenciones en las que hay que informar más detalladamente a la paciente de los posibles problemas que pueden comportar los implantes (contractura capsular, durabilidad) Evidentemente antes de la cirugía es necesario realizar un preoperatorio completo ( analítica general con pruebas de coagulación, EKG, placa de torax y mamografía).

Técnica Quirúrgica

La cirugía se realiza en un quirófano con anestesia general. La vía de abordaje puede variar según el caso y la paciente ( periareolar , inframamaria o axilar ) El implante se puede situar subpectoral o bien subfascial, dependiendo de diferentes factores , valorados por el cirujano y el paciente. El implante podrá ser redondo o anatómico, también según las necesidades del caso, pero siempre rugoso y cohesivo.

Postoperatorio

Las primeras 24h, el paciente permanecerá ingresado en la clínica con el vendaje pertinente, recibiendo tratamiento con analgésico. A partir del segundo día, el paciente podrá ser dado de alta bajo medicación y siguiendo las instrucciones del cirujano.

Se recomendará el uso de un sujetador especial, tipo sport, que deberá utilizarse continuamente día y noche durante cuatro semanas. La incorporación a la vida laboral es bastante rápida, siempre siguiendo las indicaciones del especialista.

Después de cualquier cirugía mamaria es normal tener una disminución de sensación en los pezones; esta situación es generalmente temporal, excepto en algunas casos que puede ser definitiva.

Los candidatos ideales para someterse a una cirugía de mamas son aquellas personas sanas, emocionalmente estables que comprenden los resultados que se pueden obtener tras la cirugía.